miércoles, 29 de septiembre de 2010

Gottlieb Daimler y Karl Benz, dos vidas paralelas, una misma marca: Mercedes

Hijo de un humilde panadero, Gottlieb Daimler nació en 1834 en Schcorndorf, Wüttember (Alemania). Diez años después, Karl Benz nacía en Karlsruhe.

En su juventud, ambos se apasionaron por la ingeniería mecánica y ganaron experiencia en distintos trabajos hasta que, cada uno por separado, abrió un taller para desarrollar motores de combustión interna. Benz investigaba en Mannheim. Daimler, en Stuttgart.

A principios de la década de 1880, Karl fundó "Benz & Co. Rheinsche Gasmotoren-Fabrik, Mannheim". En 1886, lanzó al mercado su famoso vehículo de tres ruedas y motor a gasolina, ancestro del moderno automóvil.

Gottlieb, que ya había tenido gran éxito con el patentamiento de la primera motocicleta del mundo, en 1885 fundaba la "Daimler Motoren Gesellschaft (DMG)". En 1889, con su socio Wilhelm Maybach, lanzó su primer automóvil.

Los vehículos Daimler se volvieron excepcionalmente populares entre dandies, magnates y aristócratas. Hacia fines de siglo, el empresario austro húngaro Emil Jellinek estableció una compañía para comercializarlos en Austria-Hungría, Francia, Bélgica y los Estados Unidos. Sin embargo, por problemas legales, no pudo utilizar el nombre "Daimler" en el mercado francés. Así, creó una nueva marca que haría historia: Mercedes (en honor a su tercera hija).

Gottlieb Daimler falleció en 1900 a los 65 años. Pero la empresa siguió prosperando. En 1909, implementó el famoso isotipo de la estrella de tres puntas, símbolo de agua, aire y tierra.

En tiempos de la Primera Guerra Mundial, tanto Benz como Daimler ingresaron al mercado de los motores de avión. Y así llegaron los años '20 a una Alemania vencida y en plena crisis económica. Eran los tiempos de la célebre hiper inflación, la de la famosa anécdota de la gente empapelando de billetes las paredes.

Más de 70 fábricas alemanas de automotores habían ido a la quiebra. Daimler y Benz, golpeadas por la crisis, se fusionaron en 1926 bajo el nombre de "Daimler-Benz AG". Así, nacía la famosísima Mercedes-Benz.

Tras la muerte de Karl Benz en 1929, la empresa enfrentó los años de vacas flacas de la década infame. En 1942, interrumpió su producción de vehículos comerciales para sumarse al esfuerzo bélico de la Alemania nazi. Hay quienes aseguran que la compañía empleó prisioneros de guerra en la producción de vehículos militares y aviones de guerra.

Durante los años '50, Mercedes-Benz irrumpió en el mercado de los vehículos deportivos. En 1954, Juan Manuel Fangio ganó el tercero de sus cinco campeonatos mundiales de Fórmula Uno a bordo de uno de los automóviles de la estrella.

La compañía se posicionó en el segmento de automotores de alta gama con modernas medidas de seguridad. Mercedes-Benz fue pionera en sistemas de frenos ABS y en la incorporación de "airbags" en la década del '80.

En 1998, Daimler-Benz fue foco de la atención del mundo de los negocios por su fusión con la Chrysler Corporation de los Estados Unidos. Así nació el coloso industrial DaimlerChrysler que hoy tiene más de 380.000 empleados alrededor del mundo con una facturación de casi 200 mil millones de dólares anuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultimos post