martes, 4 de agosto de 2015

La persona moral - Atributos de la persona moral - Nombre

Es la designación por la que se identifica a la persona en la colectividad. Para el caso de las personas físicas se compone del nombre propio y el patronímico o apellido. Las personas morales también tienen un nombre, como ejemplo una sociedad que ostenta el nombre bajo una denominación (El Universo, S.A.) o una razón social (Pérez, Pérez, S.C.), en cuyo caso, la denominación equivale a un nombre ficticio y la razón social al nombre de alguno de los socios.

lunes, 3 de agosto de 2015

La persona moral - Atributos de la persona moral - Capacidad

Se consideran como atributos de la personal moral los siguientes:

Capacidad.

Debe entenderla como la posibilidad que tiene la persona de transformar el mundo jurídico. La capacidad que da el derecho3 puede ser de goce, de ser titular de derechos y obligaciones, y la capacidad de ejercicio, que es la facultad para ejercer los derechos y obligaciones por sí misma o a través de su representante. La persona moral se obliga a través de su representante legal, de conformidad con el objeto social para el que fue creada.

domingo, 2 de agosto de 2015

La persona moral - Concepto y antecedentes

Como es sabido, la persona es el sujeto de carne y hueso que tiene derechos y obligaciones, pero en el universo jurídico existen otras personas llamadas morales o jurídicas, que se conciben como la unión de personas físicas o de seres humanos, a las que el derecho otorga personalidad para que puedan actuar de buena fe, frente a terceros y de manera lícita en la consecución de un fin común determinado. Tome como ejemplo una sociedad civil o mercantil, que con una duración permanente, con base en lo establecido en la escritura constitutiva,1 realiza actos lícitos dentro de los límites que le fija el derecho.
El antecedente se encuentra en el derecho romano, al admitir que determinados entes jurídicos, denominados universitas o corpus, tuvieran derechos y obligaciones
diferentes a los característicos de las personas físicas que los integraban.
Más tarde, al parecer en la Edad Media, a esos corpus o universitas se les empieza a llamar personas ficticias, ya que simulan actuar como personas, es decir,
estas entidades realizan actos jurídicos similares a los de una persona física, sin serlo. Durante la misma época, algunos juristas (corriente nominalista) consideraron a dichas universalidades como meros nombres sin realidad auténtica, como creaciones del derecho, afirmando que el todo (universitas) no difiere de sus partes (personas físicas).
En este mismo periodo aparece otra corriente (realismo moderado) que confirma al término persona ficticia, pero puntualiza que la ficción consiste, precisamente, en llamar persona a una realidad que no lo es, ya que carece de los atributos esenciales de racionalidad, individualidad, voluntad e inteligencia propios de la persona humana.
A finales de la Edad Media surge otra postura (formalista) que propone la necesaria aprobación de la autoridad, para que esas personas ficticias tengan vida propia y puedan actuar como tales ante los demás, facultadas por el derecho.2

sábado, 1 de agosto de 2015

REGULACIÓN JURÍDICA DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL

Al concluir el estudio de este capítulo usted será capaz de:
• Definir el concepto de persona moral.
• Reconocer los atributos de la persona moral (capacidad, patrimonio, nombre, domicilio, nacionalidad).
• Establecer las diferencias entre la asociación civil y la sociedad civil.
• Distinguir entre comerciante individual y social y su actividad.
• Identificar las prohibiciones y causas de incapacidad para ser comerciante.
• Conocer los distintos tipos de sociedades mercantiles reguladas por la ley, así como su constitución. funcionamiento, disolución, liquidación y el concurso mercantil.
• Identificar el contrato de asociación en participación y joint venture.

viernes, 31 de julio de 2015

Regulación de la competencia económica en el Estado mexicano (Ley de Competencia Económica) (V)

Es importante hacer notar que las prácticas comerciales en el proceso económico deben sustentarse en valores éticos, que antepongan el bienestar general por encima de las ganancias a cualquier precio y ante cualquier costo. Por consiguiente, la libre competencia, con base en la oferta y la demanda, es un proceso sano para la actividad económica, sin dar lugar a especulación o manipulación del mercado.
Una práctica más que regula la ley de la materia es la concentración, que no es otra cosa que la fusión de empresas, ya sea competidoras, proveedoras, clientes u otros agentes económicos.
El órgano competente para decidir si la concentración de empresas es perjudicial para el mercado, por el control de precios, daña o impide la libre concurrencia, por restringir el abasto o suministro, es la Comisión Federal de Competencia (CFC), órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Economía que tiene a su cargo prevenir, investigar y combatir los monopolios, las prácticas monopólicas y concentraciones.

jueves, 30 de julio de 2015

Regulación de la competencia económica en el Estado mexicano (Ley de Competencia Económica) (IV)

El oligopolio5 tiene lugar cuando existe un mercado dominado por un número reducido de productores o distribuidores u oferentes. Será oligopolio de demanda cuando existan mercados con pocos compradores y oligopolio bilateral si está formado por pocos productores o un número reducido de demandantes.
En el caso de mercados de libre competencia, ningún competidor puede influir sobre otra empresa para variar los precios, y como ya se ha mencionado, en el supuesto del monopolio no hay competidores a los que pueda afectar, no así para el caso del oligopolio ya que aquí los competidores perjudican a otros empresarios, en detrimento de sus beneficios.
Una manera de reducir los efectos provocados por empresas oligopólicas es la colusión, es decir, el acuerdo que restringe la lucha competitiva entre las empresas. Otra figura relacionada con las prácticas comerciales es el llamado oligopsonio, que se presenta en un mercado donde no existen varios consumidores, sino un número reducido en los que se deposita el control y el poder sobre los precios y cantidades; por ejemplo: un fabricante de guantes para cirugía que tiene un número limitado de hospitales que consumen su producto.

miércoles, 29 de julio de 2015

Regulación de la competencia económica en el Estado mexicano (Ley de Competencia Económica) (III)

Es importante aclarar que las actividades señaladas se consideran en beneficio de la sociedad o de interés general, por tal razón el Estado las realiza de manera exclusiva para cumplir sus fines.
Si bien es cierto que en México se garantiza la libre empresa, el legislador ha previsto, tanto en la Constitución Política como en la Ley Federal de Competencia Económica, las conductas que constituyen infracciones y que en consecuencia serán sancionadas.
Ahora bien, la Ley Federal de Competencia Económica prohíbe las prácticas que disminuyan, dañen o impidan la competencia y la libre concurrencia en la producción, procesamiento, distribución y comercialización de bienes o servicios.
Por otra parte, establece la distinción entre prácticas monopólicas absolutas y relativas. Las primeras se refieren a actos que se consideran por sí mismos anticompetitivos y que realizan agentes económicos competidores entre sí, al celebrar el acto, ya sean realizados por convenios, acuerdos o contratos, y así manipular el precio de bienes o servicios, restringir la producción de bienes, dividir el mercado, etc., por lo que los actos que se lleven a cabo no producirán efectos jurídicos, además de hacerse acreedores a las sanciones que determine la ley.
Suponga que una empresa y un distribuidor de cierto producto celebran un contrato para controlar el precio del producto, para manipular el mercado, en este caso se trata de una práctica monopólica absoluta; las prácticas monopólicas relativas son actos que pueden ser o no anticompetitivos, entre agentes económicos que no son competidores entre sí, para desplazar indebidamente a otros agentes del mercado, impedirles la entrada o fijar ventajas exclusivas, por lo que dicha práctica debe ser evaluada por la Comisión Federal de Competencia Económica, en caso de que quien lo practica tenga un poder significativo en el mercado relevante; un ejemplo es condicionar la venta de un producto como leche, a la compra de pan.
También existe otra práctica en el mercado, llamada monopsonio, que ocurre cuando en un mercado existe un solo consumidor, por lo que éste tiene el control sobre el precio de los productos, ya que los empresarios tienen que adaptarse a las exigencias del consumidor, tales como precio y cantidad; tome como ejemplo al empresario que ofrece los servicios al Estado, como un solo consumidor, por lo que el Estado fijará las condiciones de compra.

Ultimos post